martes, 4 de marzo de 2014

Bienvenidos

Hoy es un día como otro cualquiera... o no.

Hoy empiezo mi blog, tal vez porque mañana es un día especial de por sí y no es bueno empezar algo en un día especial. Así que tras barajar dejar para mañana lo que podía hacer hoy (algo que hago habitualmente), me he dado cuenta que tenía que hacerlo hoy. ¿Que qué día es mañana? Mañana es mi cumpleaños.

Cuando ya tienes cierta edad, ya da lo mismo eso de cumplir un año más o menos, pero no está bien celebrar más de un aniversario el mismo día, porque siempre se queda una de las celebraciones por encima de las demás y no me parece justo. No... el año que viene quiero celebrar el primer aniversario de mi blog y en un día que sea especial para ese aniversario, en el que no haya nada más que celebrar ni nada más que sea importante para mi.

Aún no tengo claro si el próximo año seguirán preocupándome las mismas cosas que hoy o si serán distintas, pero seguramente, sean mis preocupaciones y las de mucha más gente que como yo, se va haciendo un poquito mayor.

No tengo argumentos fijos, contaré mis cosas... lo que hago cada día. Y como no me gusta aburrir, por hoy es bastante, mañana (y sé que mi "mañana" es como el "ayer" de Unamuno), os contaré algunas cosillas, espera no hacer lo que no me gusta: aburrir