miércoles, 19 de marzo de 2014

Fundaciones de las empresas en el IBEX

Hoy veo en la prensa que ocho de cada diez fundaciones ocultan sus resultados y me sorprende.

Pero no me sorprende que oculten resultados... me sorprende que sorprenda. Creo que cada empresa es libre de hacer lo que quiera con sus datos privados. Porque, se critica que no publiquen información, no que estén haciendo algo mal.

Y yo me pregunto ¿publicamos toda nuestra información los demás o sólo la que nos interesa? Yo lo tengo muy claro, todos publicamos de nuestras cosas lo que nos interesa y yo el primero. Teniendo en cuenta que estamos en una época en la que cualquier cosa que digas puede llegar a medio mundo en apenas unas horas (si es lo suficientemente relevante), hay que tener un poco de cuidado con lo que decimos.

Cada poco vemos que las empresas, antes de contratarnos, nos buscan en las redes sociales para ver cómo somos. O que algún trabajador ha sido despedido por algo que ha publicado en algún sitio y que ha llegado a manos de sus empleadores. ¿Qué hacemos los demás? Pues está claro... ocultar información. O como decían nuestras abuelas, ser discretos.

La discreción va en contra de la popularidad en internet pero va en favor de nuestra buena imagen. Porque siendo sinceros, nadie habla de lo bien que lo hace nadie de nuestro alrededor, pero en cuanto hace algo mal, falta tiempo para ver las críticas. Tal vez porque lo malo se ve más que lo bueno, es por lo que estas empresas (que por mucho que tengan una fundación siguen siendo empresas y no ONG's) deciden que parte de las cosas que hacen es mejor que no se sepa y como las cuentas iban a generar desconfianza.... pues lo tapamos todo o casi todo.

En mi vida profesional he prestado mis servicios a varias de las empresas que aparecen en el listado (nunca en su fundación) y he podido ver en los portales internos de comunicación de todas ellas los logros de sus fundaciones. He podido ver también cómo despilfarraban el dinero en cosas realmente absurdas como pantallas de plasma por toda la oficina con información corporativa (¿acaso los propios empleados no saben para quién trabajan?).  Pero nunca he visto que publiciten sus fracasos.

Las fundaciones de las empresas están para dar buena imagen, más que para otra cosa y se anuncia a bombo y platillo las aperturas de centros y las acciones sociales, pero pocas veces (por no decir ninguna), hablan de sus fracasos y sus cierres. A modo de ejemplo, la Caixa: ¿cuántos anuncios vimos de la apertura del CaixaForum? ¿cuántos del cierre de Cosmocaixa? Pues eso...