martes, 11 de marzo de 2014

La vacuna del VIH más cerca

Leo en las noticias una nueva evolución de la ciencia que puede ser debida a una casualidad.

Cuando éramos pequeños nos contaban en el colegio cómo se logró uno de los mayores avances de la ciencia: las radiografías. Es casual que en un laboratorio algo quede descolocado y ya es más casualidad que quede justo en el sitio para que se puedan producir un gran paso en la evolución de la medicina.

Pues bien, parece que otra vez ha pasado lo mismo, parece que un hombre que casualmente tenía lupus contraiga el VIH. Del VIH hemos oído hablar durante años, especialmente desde que se han conocido casos de personajes públicos infectados (Magic Johnson, Freddie Mercury, Rock Hudson, ...), del lupus, ya menos.

Tenemos que darle las gracias a House y su equipo, que encontraban el origen a todos los males de sus pacientes en el lupus. También sabemos que es una enfermedad autoinmune y que con la medicación adecuada se convierte en crónica. Y ahora, también sabemos que es muy territorial.

Por lo que se puede extraer de este estudio, es que no siempre buscamos lo obvio y que tiene que ser el azar el que nos haga encontrar las soluciones (la misma paradoja que en House, qué curioso). No sería difícil pensar que algo que te va matando, también puede acabar con alguna de las enfermedades que corren por la sangre... ¿o tal vez sí?

Todos hemos oido hablar a ese ex-fumador que cuenta como estuvo veinte años fumando y veinte años sin un solo resfriado y que fue dejar de fumar... y pasarse todo el invierno moqueado. De momento, ninguna tabacalera ha pagado un estudio que demuestre las bonanzas del tabaquismo en lo que a control de enfermedades víricas se refiere. Todo se andará.

Está bien avanzar, aunque sea a base de casualidades, aunque sea el azar el que nos haga ver dónde está la solución a los problemas y más aún, si la solución es combatir un mal mayor con un mal menor. Porque curar determinadas enfermedades sigue siendo una tarea titánica para nuestros médicos, pero provocarlas, parece mucho más sencillo. La vacuna, está mas cerca




Aquí dejo el enlace a la noticia:
http://www.elmundo.es/salud/2014/03/11/531e0cb9268e3ede2f8b4589.html